fbpx

CINCO ASPECTOS DE LA INTIMIDAD

CINCO ASPECTOS DE LA INTIMIDAD

Por: Mónica Pacheco Góngora

La intimidad, como la inspiración de un artista, aparece sólo después que le damos oportunidad de hacerlo, con largos momentos dedicados a ello: a estar junto al otro como el artista frente a su tela o página en blanco. La puerta para la intimidad, es el conocimiento y aceptación del ser amado.

Dice una canción de Nacho Cano: “Las cosas se complican cuando la ternura se limita a los momentos de pasión”. Una complicación que tiende a pasarle a todas las parejas. Y es que en este caso, la confusión y falla es que la verdadera intimidad en pareja no es sinónimo de sexualidad. Esta es sólo una de sus facetas, importante sí, indispensable también, pero sólo una parte.

1 La intimidad física

La causa de una deficiente intimidad física, generalmente radica en el desconocimiento de hombres y mujeres de sus mutuas diferencias. Hombres y mujeres llegamos al momento de unión física por distintos caminos y buscando diferentes objetivos. El énfasis del hombre suele estar centrado en aspectos físicos, porque para él la conquista es la clave y la cima de la intimidad la vive durante el acto mismo. La mujer por su parte, centra su atención en aspectos más afectivos, porque para ella es fundamental sentirse apreciada, buscada, tratada con cariño. La cima viene después, cuando se siente acogida tras la entrega. Hay que conocer y responder ante estas diferencias.

2 Intimidad intelectual

¿Qué piensas? es una pregunta muy recurrida en el noviazgo. Pero después, por no molestar al otro, por dar por sentado o por falta de momentos para platicar ya no se hace. Entonces los diálogos giran más en torno a lo que se hizo y no a lo que se piensa. Sólo comunicando los pensamientos más íntimos es que podemos conocernos y alcanzar esta intimidad. No se trata de siempre filosofar sobre temas profundos, pero si compartir las ideas, comentar lo que se piensa sobre lo ocurrido en casa o la oficina, política, economía, sueños o deseos.

3 Intimidad social

Cuando una pareja cumple 50 años juntos (generalmente ya de abuelos), con frecuencia se les regala algún video de su vida juntos. Se confirma en estos lo importante que han sido los momentos compartidos: reuniones familiares, viajes, cumpleaños, bautizos, carnes asadas los domingos, graduaciones. Con todos estos eventos se va construyendo la vida, hay que atesorarlos y cuidarlos como equipo, para enriquecer la intimidad.

4 Intimidad emocional

Es difícil tener intimidad con una pareja que no exterioriza lo que siente. Se traga sus enojos, niega sus dolores emocionales. El disimulo o negación de los sentimientos construye una fortaleza alrededor del alma del otro, lo que termina por hacerlos sentir a ambos solos. No hay que construir barreras contra el amor dentro de uno mismo. Debemos tener el valor de superar nuestros miedos y expresar lo que sentimos con pasión.

5 Intimidad espiritual

Es la cara menos vista de la intimidad en pareja, pero la que más influye en la relación. No significa estar de acuerdo en todo, o asistir a los mismos cursos. Se refiere a compartir con el otro lo que se piensa acerca de la vida y la muerte, lo material y lo espiritual, los sueños y anhelos. Pero además comprenderlo, respetarlo y hacerlo propio. Implica un acuerdo en aspectos fundamentales de la vida, que lleve la relación hacia un mismo camino.

Como conclusión, ya no es parte del punto 5

Cuando nos concentramos en nosotros mismos, cuando somos egoístas, perdemos intimidad; lo contrario a ello es el amor. Un amor enfocado en el bienestar del otro, en acompañarlo, escuchar sus emociones, pensamientos y deseos. Una extraordinaria relación de pareja es el resultado de un compromiso diario.

“Está bien dar cuando se nos pide, pero es mejor dar cuando no se nos pide porque conocemos al otro y sabemos lo que necesita” Khalil Gibran.

 

Puebla Life

Puebla Life

Leave a Reply

Your email address will not be published.