fbpx

Motociclismo del tabú a la práctica

Motociclismo del tabú a la práctica

Por: Alejandro del Río

En México se publican de 4 a 5 ediciones especializadas en el tema, todas con excelente calidad y contenido para explorar y conocer a fondo el mundo del motociclismo.

Me inicié en el mundo de las moticicletas a los 13 años y desde ese día mi vida cambió radicalmente. Creo que he manejado cientos de moticicletas he admirado miles, he comprado y vendido otras tantas, y toda mi vida sigue sin pasar un día en que este mundo intervenga en mi existir. Hace unos meses cumplí 50 años y eso me ha hecho pasar por muchas etapas, pero definitivamente la que más resalta en mi exitencia es la época de motociclista que hoy ocupa más de tres cuartas partes de mi vida.

Revistas Life México a través de su edición Puebla, me invitó a compartir el tema y a través de mis experiencias llevar al lector a conocer un mundo fascinante; el mundo del Motociclismo. Comenzando por como se concpetualiza el término, por varios años las motocicletas y todo lo que implican han sido “castigadas” a nivel cultural. y me refiero así de esto por todos los tabús que se tienen con respecto a la materia. El motociclismo es un deporte jovén en México que prácticamente tiene los últimos 25 años con una buena difusión, anterior a esto no había importación de motocicletas al país. Por mis años de experiencia y relación con el mundo del motociclismo, muchísima gente se me acerca a preguntar con curiosidad sobre este deporte, normalmente con un tono de Tabú. Creo que debido a la falta de información el motociclismo se ha considerado – a mi manera de ver- como un deporte extremo, como un deporte de gran riesgo, o como un deporte en el que, es o tiende a ser letal. A minunca me ha gustado pensar de esta manera, siempre he considerado que aunque algunas personas dicen que a un hijo le darían primero una pistola que una motocicleta, y siempre les contesto que sería mejor que les enseñaran a manejar una pistola y una motocicleta, porque algún momento de la vida alguien se las podría poner en sus manos, y sería mucho mejor que supieran usarlas adecuadamente y que tuvieran en cuetna lo que cada una de ellas implica; responsabilidad.

Así que bajo el concepto de que la información debe preceder al juicio, o antes de decidir poner una etiqueta, es oportuno mencionar que el aprender a manejar una motocicleta se puede encontrar un mundo muy amplio que genera oportunidades y experiencias inigualables. Es conocer acerca de ingeniería, diseño, mecánica, competencia. Es disfrutar paisajes desde ángulos y perspectivas totalmente – un dato interesante, el motocross es el segundo deporte físicamente más demandante del mundo -. Va mucho más allá del cliché de un “estilo de vida”. El puro hecho de manejar una motocicleta resulta un placer enorme a quien logra pasar el Tabú a la práctica.

Muchas personas se acercan a mi y me dicen que siempre han tenido ganas de tener una motocilceta, algunas otras entre los 40 y los 60 años de edad nunca se han subido a alguna, ni siquiera como pasajero. Muchas de éstas, han argumentado que el principal problema es el temor por no saber manejarlas. Sin embargo, también eso en México ha cambiado. Hoy existen -en específico aquí en Puebla-, un par de compañías que se dedican a dar cursos para todas las edades y también a certificar jóvenes para aprender a manejar y andar en motocicleta.

Estas capacitaciones abarcan desde cuestiones muy sencillas; como para aquellos que quieren aprender a manejar por entretenimiento o bien, para aquellos que necesitan de este vehículo para transportarse o para poder acceder a un empleo.

En el lapso de una semana se puede aprender a manejarlas sin tener que haber comprado ninguna motocicleta o ningún equipo de protección.

Cuando alguien pretende iniciar, es muy probable que tenga en mente un modelo de motocicleta, pero, cuál es la motocicleta que tiene que comprar. La mayoría de las veces hago una pregunta que me resulta clave: ¿Qué te ves haciendo en ella? Ahí viene la primera reflexión y algunos me dicen: “Pues yendo a dar una vuelta” ¿Yendo a dar una vuelta a dónde? En tu fraccionamiento, en tu ciudad, en tu Estado, en tu país o en tu mundo… Una vez contestado lo anterior, la última pregunta es: ¿Lo quieres hacer tranquilamente o rápidamente?

Teniendo esas tres preguntas contestadas, es más fácil recomendar una motocicleta que satisfaga sus expectativas pero normalmente la recomendación es una motocicleta de menor cilindrada de la que la persona se imagina o sueña. Esto quiere decir que en el motociclismo siempre hay que empezar de menos a más. Y hay mucha oportunidad de irlo viviendo paulatinamente, desde todos los medios y ángulos, y si la persona está realmente interesada, seguramente será paciente y vivirá cada una de las etapas.

El motociclismo como deporte.

El motociclismo practicado como deporte en el lugar adecuado y con el equipo de protección adecuado puede ser bastante seguro. Para presentarse formalmente en una carrera o evento deportivo bajo reglamentación se tiene que solicitar una licencia a la Federación Mexicana de Motociclismo que es un trámite sencillo. Si se está iniciando se puede contemplar que existe la categoría de principiantes.

Alejandro del Río, con más de 35 años de experiencia en el motociclismo, comenzó compitiendo en motocross para luego hacerlo en la modalidad que se denominaba óvalo y enduro. Del 2008 al 2011 participó en el serial nacional de Supermotard en la categoría de experto. En los últimos dos años ha competido en campeonato de velocidad más importante de México: Racing Bike Capital.

Puebla se estáposicionando como la Capital del Motociclismo en México.

Vivir en puebla y ser aficionado al motociclismo es una de las mayores suertes que he tenido. En esta ciudad de clima inigualable rodeada por volcanes y siempre días soleados, es posible practicar esta actividad en cada uno de los 365 días del año. Algunas personas no lo saben, pero Puebla es un gran centro para este deporte, teniendo bastos bosques en los volcanes para la práctica del enduro, dos o tres pistas de motocross, jsuto en las afueras de la ciudad y lo que muchso consideran la mejor pista para la práctica de motociclismo de velocidad; el autódromo Miguel E. Abed.

En Puebla debe de haber no menos de 5 competencias de enduro al año, un número posiblemente mayor de carreras de motocross, un mínimo de 3 carreras de motociclismo de velocidad en el Autódromo Miguel E. Abed, además al menos 6 track days para este mismo tipo de motocicletas que le permite a los propietarios de cualquier modelo o tipo, y que tenga un equipo de protección completo, ir a rodar en un ambiente de total control como lo es un autódromo.

Además de que existen cerca de 25 ó 30 clubes de motociclistas que se reúnen una vez a la semana para planear viajes, a veces de fin de semana y a veces por meses enteros a algún destino cercano o hasta países vecinos.

Yo quiero mostrar una cara distinta del motociclismo e invitar a las personas y sobre todo al género masculino a informarse y de manera responsable involucrarse y participar en este fascinante entorno. Convertirse en motociclista es formativo, también invita a conocer la industria muy importante a nivel internacional.  Por otro lado se conoce una gran diversidad de gente y de todo el mundo. Si te gusta el motociclismo y encuentras un motocilcista  en alguna otra parte de nuestra esfera, seguramente aunque no tengan el mismo idioma podrás comunicarte y harás click inmediatamente. No importa si estás en México o en Rusia.

 

Puebla Life

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *