fbpx

¿Por qué los niños de dos años son tan difíciles?

¿Por qué los niños de dos años son tan difíciles?

A los dos años, los niños experimentan todo tipo de cambios importantes, tanto motores, como emocionales, sociales e intelectuales. Suele ser la edad en la que empiezan a ampliar su vocabulario, tienen ganas de hacer cosas por sí mismos y comienzan a ser conscientes de las normas. Sin embargo, a pesar de todo este desarrollo, aún no están preparados para ser independientes: no caminan con agilidad, ni controlan sus emociones, ni son capaces de transmitir con claridad sus necesidades… lo que les lleva a la frustración y de ahí a los dichosos berrinches.

Ahora que sabes que esta etapa es complicada para tu pequeño, es necesario que tengas paciencia y mantengas la calma cuando tu hijo empiece a alterarse. Una buena idea para lidiar con estos momentos complicados es que intentes desviar su atención hacia otra cosa, y si no lo consigues, hay veces que lo más efectivo es no dar importancia a su mal comportamiento e ignorarlo. Suena feo, pero debemos ser conscientes de que si cada vez que nuestro hijo “nos monta el pollo” consigue lo que quiere, lo hará más a menudo.

En caso de que estéis en un lugar público, puedes llevarlo a un sitio un poco más apartado (a ninguna nos gustan los numeritos con espectadores) y esperar a que se tranquilice para seguir con vuestros planes. En estos casos, respeta los horarios de tu hijo. Es decir, si vais de compras a la hora de la siesta, es muy probable que se ponga tontorrón. Y siempre que se porte bien, házselo saber, el refuerzo positivo es siempre más efectivo que el negativo.

Solo a través de la paciencia, la comprensión, el respeto y el cariño, tu hijo logrará superar con éxito y confianza estos cambios que traen consigo la complicada edad de los dos años. ¡Ánimo!

 

Con información de: www.msn.com
Puebla Life

Puebla Life

Leave a Reply

Your email address will not be published.