fbpx

“Chongqing Monorail”: El tren que atraviesa un edificio de 19 pisos.

“Chongqing Monorail”: El tren que atraviesa un edificio de 19 pisos.

Fotografía: Twitter

Una solución inusual ante la falta de espacio. “Chongquing Monorail” es el tren que para llegar a su destino, atraviesa un edificio entero.

El mundo está repleto de errores arquitectónicos y decisiones de ingeniería cuestionables, pero también encontramos soluciones poco ortodoxas que al principio nos dejan con la boca abierta, y después demuestran que funcionan bien. Ese es el caso de la línea número 2 del servicio de trenes en el municipio de Chongqing, que tiene a su «Estación Liziba» dentro de una estructura residencial, ocupando tres pisos. En otras palabras, el tren atraviesa todo el edificio.

Cada región tiene sus rarezas en lo que se refiere a infraestructura, pero no es difícil imaginar que China nos saca un par de vueltas de ventaja. Por ejemplo, un año atrás hablamos sobre el concepto de «casas clavo», con dueños que se resisten a la demolición de sus propiedades, creando contrastes que parecen sacados de un dibujo animado. Los problemas de espacio son frecuentes, y aunque la pandemia ha puesto un alto a muchos proyectos, los «picos» de desarrollo suelen ser contundentes.

Así llegamos al municipio de Chongqing, que supera con comodidad los 30 millones de habitantes. Su sistema ferroviario cuenta con más de 270 vehículos distribuidos en ocho líneas, pero hoy estamos interesados en la línea número 2 de monorrieles, más específicamente, en su Estación Liziba del distrito Yuzhong. Si bien las estaciones elevadas no son tan raras que digamos, Liziba se diferencia del resto por una razón: Fue creada dentro de un edificio residencial.

Fotografía: Twitter

Muchos portales indican que la estación y el paso del tren fueron decisiones posteriores a la construcción del edificio, pero no es así. Liziba abrió sus puertas en el año 2004, ocupando formalmente los pisos 6, 7 y 8, sobre un total de 19 disponibles. Ahora, en este punto es lógico preguntar qué sucede con el ruido. Entre la actividad de los pasajeros y el funcionamiento del tren, vivir allí debería ser una pesadilla. Sin embargo, los diseñadores de la estación y el edificio se encargaron de aislar la zona con equipos y material especial. Para los residentes, el ruido máximo es como un lavavajillas.

Puebla Life

Puebla Life

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *