fbpx

¿Cómo le ha ido a la industria de consumo a seis meses del Covid-19?

Los autoservicios y el sector de alimentos fueron los que consiguieron una mayor fuerza en comparación con las tiendas departamentales o el restaurantero.

Las cadenas de autoservicios como Walmart, Soriana, Chedraui y la Comercial Mexicana mostraron ser el sector más resistente durante los últimos seis meses, periodo en el que ha transcurrido la pandemia del Covid-19 en el país, debido a un mayor consumo en casa debido al confinamiento.

Analistas de la industria esperan que siga manteniendo su ritmo de crecimiento para finales de año.

Vemos cierta fortaleza para los autoservicios ahora estaríamos esperando que las tiendas continuaran con los crecimientos que traían, quizá no de doble dígito pero sí con dígitos altos, ya que la gente va a seguir en casa y hay un fuerte consumo así como un impulso de compras por esta situación”, dijo Marisol Huerta, analista de consumo del Grupo Financiero Ve por Más.

Huerta explica que el hecho de que las personas estén más tiempo en casa involucra consumir mayor número de insumos para preparar en casa y, por ello, este canal muestra un mejor desempeño.

Por su parte, Jorge Senties, analista de consumo de la consultora PwC dijo que ha observado un movimiento interesante en el canal tradicional o el de ‘las tienditas’ y el canal moderno o de ‘autoservicios’, en donde muchos consumidores optan por acudir al canal tradicional por razones de cercanía, por disponibilidad en los productos y por una menor afluencia.

“Al ir a un lugar más chico, con menos gente, asumen que hay menos riesgo de contagio y también ha funcionado como un captador de empleo de la gente que se queda sin empleo”, señaló Senties en entrevista.

Según datos de Nielsen, la pandemia impactó en el estilo de vida del 75% de los consumidores, principalmente en sus hábitos de limpieza y alimentación, lo cual se refleja en sus compras: la mitad de los consumidores preparan la comida en sus hogares, seis de cada diez limpian más su vivienda y los ingresos de insumos para cocinar crecieron 38% y los de limpieza 19%.

“El confinamiento y afectación en la economía nacional  han motivado a las familias mexicanas a priorizar los productos básicos y anteponer el precio sobre otras características de las marcas privadas. Las marcas blancas (marcas propias de los autoservicios) aprovechan el contexto actual para posicionarse como una opción viable para todos los consumidores y en general muestran crecimientos en ventas superiores a los que tenían previo al inicio de la cuarentena: 23% más que el año anterior”, comentó Felipe Gómez, director de mercadotecnia en in-Store Media México.

Además, las empresas de alimentos y bebidas como Bimbo, Gruma y Arca Continental, que tienen una gran parte de sus ingresos en dólares, se han visto beneficiadas por el tipo de cambio pero no dejan de verse afectadas.

Supermarket Shelf Blur - Free photo on Pixabay

“El tipo de cambio definitivamente beneficia a estas empresas y para el caso de México estamos viendo que Bimbo mostró que había tenido un mejor desempeño en el mercado, además para el segundo semestre del año vemos que sería más pronunciada la debilidad por parte del consumidor y después de las fuertes caídas que vimos en este primer semestre vemos que para el segundo semestre van a tener menores caídas”, apunto Huerta.

Sin embargo, entre los retos del canal moderno está  el del incremento en los precios debido a disrupciones dentro de la cadena como temas de escasez, que los precios se muevan temporalmente, distorsiones de poder adquisitivo y un factor de compras pánico. ”Son incrementos en la demanda que generan esa disrupción en los precios”, señaló Senties.

Sin duda, uno de los canales que mostró mayor afectación fue el de los bares y restaurantes, pues a pesar de que han abierto en muchas entidades del país y en la Ciudad de México con un aforo al 30%, la mayoría de las personas van con cautela.

Restaurante Café Vestir - Foto gratis en Pixabay

“Por esta situación los autoservicios van a seguir presentando desempeño favorable en lo que resta del año por el impulso del confinamiento. Igual habrá segmentos de la población que no sean tan afectados, sobre todo de la parte corporativa que siguen demandando productos y que siguen impulsando las ventas en línea entonces, esta situación ahí hay una mezcla si lo vemos creciendo pero está dividido”, puntualizó Huerta.

Muchas cadenas restauranteras se han apalancando de los agregadores o ‘apps de delivery’ para poder seguir operando, pero con una gran afectación; mientras que cadenas como Alsea han recurrido a las dark kitchen, para maquilar para otros restaurantes o puntos de venta de estas mismas cadenas sin servir a comensales.

La Asociación Nacional de Tiendas de Autoservicio y Departamentales (ANTAD) ha registrado fuertes caídas en los dos últimos tres meses, sobre todo por el cierre de tiendas departamentales.

Imagen: Forbes

Las tiendas departamentales, en suspenso

Las que tuvieron la peor caída en utilidad de operación fueron las tiendas departamentales como Liverpool, Palacio de Hierro, Sears, entre otras; principalmente por el cierre de tiendas que provocaron una caída del 49.6% durante mayo durante mayo debido al  cierre de sus tiendas físicas a finales de marzo para evitar la propagación del Covid-19.

“La parte de las departamentales la vemos recuperándose pero todavía no son un boom, después de las caídas que presentaron en mayo y junio lo que vemos es positivo, pero definitivamente son bastante débiles todavía”, dijo Huerta en entrevista.

Woman Shopping Lifestyle - Free photo on Pixabay

La experta explicó que viene una temporada fuerte en términos de consumo como son las festividades del 15 de septiembre, Día de Muertos y Halloween, pero las empresas han señalado que redujeron su inventario y los espacios debido a que esperan menos fiestas o reuniones.

“Si tu llegabas a supermercados o a las departamentales veías que estaba todo lleno de artículos para decorar pero ahora las compañías señalaron que  las unidades son más pequeñas, redujeron mucho los stocks”, apunto Huerta.

Sin embargo, esperan verse beneficiadas por las promociones dentro del canal electrónico como el Buen Fin –que planean adelantar para septiembre—o el Hot Fashion –que esta vigente del 31 de agosto al 6 de septiembre— que son estrategias que está detonando la industria para ser si se pueden levantar esta situación.

shop, sale, shopping, stock, market | Pikist

“Lo que nos encontramos es que la gran mayoría tiene hábitos que no retomarían una vez que regrese a la normalidad esperaríamos que hubiera ciertas tendencias que se mantuvieran hacia adelante, la visión es que el consumidor replantee los canales que de compra”, explicó Senties.

Agregó que el cambio más relevante está en el consumidor que ahora está más  motivado por experiencias, prefiere interacciones sin contacto físico, opera en un modo de supervivencia, consume portafolios básicos, añade preferencias de salubridad e inocuidad, navega con naturalidad en omnicanal y sin duda mucho más sensible al precio e ingreso.

Fuente: Forbes

Puebla Life

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *