fbpx

Oasi Zegna y Baby Forest: Mensajes Positivos

Oasi Zegna y Baby Forest: Mensajes Positivos

En tiempos en donde el planeta tierra pide una merecida pausa, es el momento perfecto para reflexionar acerca de las pequeñas acciones que significan importantes cambios cuando de impacto climático hablamos. Es el compromiso del humano mismo con su ecosistema lo que tiene el poder necesario para generar una transformación del modo en que vivimos y cómo esto afecta a nuestro medio ambiente. Alineados a una tradicional filosofía de conciencia ambiental y la producción consciente, Ermenegildo Zegna se involucra, cada vez más, en ser la casa de la innovación ambiental en el sector sustentable de la moda. 

Para Zegna, el esfuerzo por la sustentabilidad se extiende mucho más allá del trabajo por una producción textil de bajo impacto, tanto como la recuperación y aprovechamiento del material residuo post-consumo al que decidimos englobar con la iniciativa #UseTheExisting. Infatuado por la belleza de la naturaleza y profundamente arraigado a su propia tierra, el industrialista del textil lanzó un formidable programa de recuperación ambiental alrededor de Trivero (Biella), donde la fábrica de lana Ermenegildo Zegna todavía opera hoy en día. 

Oasi Zegna, creado en 1993 como un desarrollo natural del mismo Ermenegildo, es hoy el perfecto reflejo del compromiso socio-ambiental de la casa que se ha convertido en mucho más que moda. Un espacio educacional y de aislamiento, en donde la naturaleza que rodea a la también impactante ciudad creativa de la UNESCO, Biella, refuerza la intención por converger la pasión por la naturaleza, la cultura, y la moda responsable. Junto al proyecto de Oasi Zegna, llegó en 2010 Zegna Baby Forest, como una celebración por la vida y la naturaleza en el marco del centenario del Grupo Ermenegildo Zegna. El Baby Forest de Zegna, nace como una iniciativa visionaria por un empleado del grupo en donde se propone sembrar un nuevo árbol por cada bebé recién nacido de algún empleado de Grupo Zegna. La iniciativa, junto al movimiento ‘My Zegna Forest’ ha logrado hasta la fecha el cultivo de 7,800 árboles. 

En el 2020 la sustentabilidad encabeza la lista de prioridades de la casa Italiana, que a través de diferentes enfoques ha conseguido restaurar los valores de conservación por medio de algunos grandes -y otros más pequeños- gestos de cambio en el día a día. La reutilización de materiales de la producción de las colecciones para la escenografía del show de Fall/Winter 2020 es una de las más recientes muestras de la marca por convertir residuos en algún tipo de material eficiente. Junto a esta propuesta se junta la creación de los trajes de la colección que involucran en su construcción tejidos mezclados y recuperados de lana descartada durante el proceso de producción, proveniente de la última adquisición de la casa: Archill Farm. 

Achill Farm, una granja de Ermenegildo Zegna localizada en Nueva Gales del Sur, es reconocida mundialmente por su lujosa lana. En Archill Farm se trabaja en la genética, en la cría y en el cuidado de los animales como también de las crecientes reservas de agua de la localidad, para lograr la super fina lana que de ella proviene. La granja es hogar para 10,000 ovejas que pastorean en el 60% de la tierra perteneciente al Grupo Zegna, el que comienza ahora a vigorizar la industria de la lana y a mejorar los métodos de tratamiento y producción en Australia. 

Ermenegildo Zegna estaba convencido de que un producto de alta calidad está estrechamente relacionado con la belleza del entorno y el bienestar de las personas involucradas. Es por esto que cada una de las iniciativas de Zegna por lograr una producción de moda de bajo impacto ambiental no podría ser posible sin uno de los elementos indispensables para llevar a cabo cada una de sus acciones: la educación. Con iniciativas como ‘ALL’APERTO’ o ‘Al Aire Libre’ el grupo Zegna expande el acceso al arte contemporáneo y a sus valores en un espacio en donde la naturaleza y el arte convergen en la localidad de Trivero. 

A la par del crecimiento del Grupo Zegna, la Fondazione Zegna coordina iniciativas humanitarias internacionalmente en áreas de actividad como la conservación y mejora de los recursos ambientales, el desarrollo sostenible de comunidades locales a través de cada uno de sus establecimientos, la cultura,  la educación, la salud y el bienestar social. Para Ermenegildo Zegna, la moda iba mucho más allá que la confección de prendas, sin duda. 

Fuente: Grupo Zegna

Puebla Life

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *