fbpx

Belle-Île-en-mer

Belle-Île-en-mer

Isla al natural, belleza salvaje.

Hay un momento en el que el cielo se funde con el mar y el paisaje se vuelve un lienzo lleno de estrellas. La naturaleza y el aire fresco están por doquier. Infinitos colores en el
horizonte cuando el sol cae. Mareas llenas de espuma y acantilados, en contraste con aguas tranquilas color turquesa que postergan su fuerza para el anochecer.

Belle-Île-en-Mer es una isla francesa, la más grandede las islas Bretonas, ubicada en la Costa Atlántica a 14 kilómetros de la costa de Quiberon, cerca de las islas de Houat y Hoedic. De la edad media hasta el siglo XVI Belle Ile en Mer, enfrentó múltiples invasiones las cuales justifican las fortificaciones en varias partes de la Isla. Desde la Revolución hasta finales del siglo XIX la isla se enriqueció gracias al desarrollo de la agricultura, de la pesca y de la conserva de la misma. Al declive de esas actividades en el transcurso del siglo XX, el turismo tomó poco a poco un lugar preponderante en la
economía, apoyándose en la bien preservada belleza natural del sitio y de la riqueza de su patrimonio.

Esta pequeña Isla de 20 kilómetros de largo por 9 de ancho, está formada por cuatro comunas Sauzon, Palais, Locmaria y Bangor, mismas que conservan homogeneidad en su arquitectura y paisaje. Al centro de la isla se observa la campiña, que dependiendo la estación del año puede cambiar sus colores de manera radical; desde un paja cenizo, hasta un verde intenso.

En sus orillas, playas tranquilas como: Port Andro, Grands Sables, Plage Port Blanc y Herlin; pero también un mar que en ocasiones puede tornarse agitado en la playa de Donnant o bien en la Pointe du Skeul.

Llegando a la Isla por el Puerto de Palais, resalta la Citadelle Vauban. Ésta fue  reconstruida casi en su totalidad después de que Sébastien Le Prestre, Marqués de Vauban, comisionado General de las fortificaciones del reino, Mariscal de Francia y principal ingeniero militar de su tiempo; a su llegada a la Isla en 1683 la evaluara y encontrara un gran número de imperfecciones. Una vez concluidas estas  transformaciones, la Ciudadela Vauban adquirió la forma que permanece hoy en día. Actualmente al interior; un museo de arte e historia, una sala de la marina, conciertos y exposiciones, y un pequeño hotel que invita a disfrutar de la cultura y la relajación acompañados de una extraordinaria vista.

La iglesia de Locmaria De estilo romano, la iglesia de Notre-Dame de Locmaria es el edificio religioso más antiguo de Belle-Île-en- Mer. Fue reconstruida en piedra en el siglo XI y renovada en el siglo XVII.

Numerosos peregrinos le visitaban para agradecer a Notre Dame de Bois Tors (Nuestra Señora de la Madera Torcida) numerosos favores. Le llaman así puesto que la leyenda cuenta que piratas holandeses cortaron un árbol en frente de la iglesia para reemplazar su mástil roto. Nuestra Señora deformó el tronco del árbol haciéndolo inutilizable.

HOTELES
Citadelle Vauban «Hôtel-Musée», Le Palais
www.citadellevauban.com
Hotel du Phare, Sauzon
www.hotelduphare.com
Hotel Le Grand Large
www.hotelgrandlarge.com
Bangor Hotel &Thalassotherapie Castel Clara, Bangor
www.castel-clara.com
Hotel & Spa La Desirade, Bangor
www.hotel-la-desirade.com

RESTAURANTES
Roz Avel Sauzon
Rue du Lieutenant Riou, 56360 Sauzon
Belle-Ile-en-Mer, Francia
00 34 297 316148
Les embruns, Sauzon
Quai Joseph Naudin, 56360 Sauzon
Belle-Ile-en-Mer, Francia
00 34 297 31 64 78
La Desirade, Bangor
Route des Aiguilles de Port Coton, Bangor
Belle-Ile-en-Mer, Francia
00 34 297 317070
www.hotel-la-desirade.com
L Annexe, Le Palais
Quai Yser, 56360 Le Palais
Belle-Ile-en-Mer, Francia
00 34 297318153
Le Vivier, Le Palais
4, Place de L’hotel de Ville, 56360 Le Palais
Belle-Ile-en-Mer, Francia
00 34 297 313737

El Puerto de Palais, la capital administrativa y económica de la isla, es una villa colorida; la de menor tamaño pero la más habitada. Comercios, creperías, bistrots, hoteles y un pequeño mercado de productos frescos del mar que se instala por las mañanas –sólo algunos días de la semana.

Palais además de ser reconocido por la Citadelle Vauban, se distingue por su muralla; un conjunto de fortificaciones que fueron concebidas continuamente para impedir la toma de la villa. Éstas fueron construidas entre 1803 y 1877 y son uno de los más bellos ejemplos de murallas del Primer Imperio Francés.

Al noreste de la isla se encuentra el segundo puerto de acceso a la isla. Enclavado en un entorno único, una entrada profunda, Sauzon se convirtió en un bonito puerto de pesca deportiva que alcanzó su apogeo en Belle-Île-en-Mer un paraíso que hechiza el andar al recorrer sus caminos, que envuelve de brisa húmeda la respiración. Una paleta de colores de encanto armonioso que propone un sin fin de opciones para una estancia llena de sortilegios. Un pequeño punto en el mapa lleno de historia y de historias para contar.

MUSEO Y GALERIAS DE ARTE
Galería Patman, Locmaria
www.patman.fr
L ´Atelier d ´Annadora, Le Palais
www.belleile.com/index.php?id_page=483&id_site=1
Fotografía de Philippe Dannic, Le Palais
www.philippedannic.com
Galerie “De vagues en bleu”, Le Palais
www.belle-ile-photos.com
Museo de la Citadelle Vauban, Le Palais
www.citadellevauban.com

Cortesía:
Oficina de Turismo de Belle-Île-en-Mer, Francia
www.belle-ile.com
Fotografía:
Lorena Vazquez-Mellado, René Charvet y Hélène Charvet

Puebla Life

Puebla Life

Leave a Reply

Your email address will not be published.